Es muy común escuchar a alguna novia, esposa, hermana o amiga decir ¡No tengo zapatos! Y abrir el closet y ver que cuenta con por lo menos más de 10 pares de zapatos, esto muchas veces no es comprendido por algunos hombres y tal vez, hasta cierto punto, sea un misterio el porqué nunca serán suficientes zapatos.

 La frase “ya tengo muchos” no está en el vocabulario de una mujer, ya que hay mucha ropa con la que se pueden combinar. Después vienen las tendencias y modas, el clima y por último la comodidad. Así que hay que aceptarlo, los zapatos para dama son un punto débil que gran parte de las mujeres tienen.

Pero ¿por qué se ha vuelto una afición que lleva a muchas mujeres a coleccionar estos zapatos como tesoros tan valiosos?

Desde la parte psicológica, un zapato ayuda no solo a cubrir los pies y a caminar por terrenos que podrían lastimar la piel, ya sea por una temperatura alta o baja en el pavimento, evitar objetos filosos o infecciosos, sino que muestra la personalidad  de la persona que lo porta, ya sea que use un zapato de tacón muy alto, muy brillante o muy cómodo. Además muchos de ellos ayudan a mejorar la postura y embellecen algunas partes del cuerpo.

Un zapato puede durar años, estar en una temporada nueva o pasada, pero jamás va a evidenciar el aumento o pérdida de peso, en cambio algunas otras prendas como un cinturón o pantalón serán testigos de las transformaciones que sufra el cuerpo a lo largo de algún periodo. En otras palabras, un zapato puede tener un vínculo de complicidad.

Este culto femenino hacia los zapatos puede estar relacionado también con la sensibilidad moderna a los constantes anuncios e imágenes difundidas por personas famosas que dan pauta a decidir  si comprar o no comprar cierto tipo de objetos, en este caso zapatos para dama.

Así es como un par de zapatos para dama pueden generar, como es conocido el término, algunas “gotitas de felicidad”, a continuación mencionaremos algunos de los beneficios que muchas mujeres mencionan que les provoca el tener  muchos zapatos:

  1. Puede ser el mejor antidepresivo.
  2. Ya sea que pierdas unos kilitos o mejores su figura, los zapatos siempre se verán muy bien.
  3. Si el conjunto es aburrido o de una calidad no tan buena, la diferencia la puede hacer un buen par de zapatos.
  4. Si no sabes qué ponerte ese día, tus zapatos pueden ayudar a elegir.
  5. Los tacones altos pueden ayudar a verte y sentirte mucho más alta, a caminar can más sensualidad, a tener una mejor postura y a embellecer algunas partes del cuerpo.
  6. Los zapatos se pueden usar por temporadas más largas.
  7. Si ya están un poco desgastados, siempre los puedes llevar al zapatero para hacer cambio de suela, de tapa, de tacón o alguna otra manita de gato.
  8. Puedes comprar varios que sean iguales en cuanto a diseño, pero de diferentes colores.
  9. Hoy ya no es una regla que tus zapatos tengan que combinar con la bolsa, el cinturón o algún otro accesorio, así que puedes escoger colores y formas arriesgados.
  10. Estos pueden ser formales o mucho más casuales, así que los puedes usar en cualquier ocasión, solo hay que saber cuándo y cómo usarlos.
  11. Pueden ser una inversión a largo plazo, pues si te aburren, siempre hay videos de cómo tú misma puedes modificarlos o llevarlos a las manos de un experto para que pueda añadirle detalles adicionales como: listones, purpurina, flores o detalles de acuerdo a la moda.
  12. Te pueden ayudar a lucir muy bella a pesar de que estés pasando un mal momento.

Las tendencias que vienen para el siguiente año

En estos últimos meses del año se ha visto una gran variedad de botas altas o bajas, de tejidos más ligeros o de forros más calientes para este invierno.

Pero una de las tendencias que se mantiene para el siguiente año son las zapatillas y sandalias planas mejor conocidas como “flats”. Para que puedas caminar con mayor comodidad busca modelos de piel que se ajusten a tus pies y que en su interior estén acolchados.

Se llevarán en tonos más clásicos como negro y el marrón, pero con algún toque de cristal o alguna cintilla sobre el tobillo. Estos zapatos son muy versátiles porque se pueden usar para trabajar, ir a tomar un café o salir de fiesta y siempre te harán lucir a moda con un toque casual y de comodidad.

Ahora una pregunta que tal vez muchas mujeres u hombres se han hecho alguna vez, ¿cuántos pares de zapatos es normal tener?

Muchos estudios muestran que veinte pares de zapatos están dentro de un estándar normal, que posiblemente entre treinta o cuarenta se considerarían vanidad. Pero cincuenta o más pueden reflejar algún tipo de obsesión.

Esto puede estar muy relacionado con el tipo de trabajo que desempeñen, por ejemplo, si eres bloggera y te dedicas a la moda es muy posible que tengas que comprarlos o que te los regalen para que puedas hablar de ellos. Las posibilidades económicas son un factor importante, ya que se puede contar con mucho dinero y destinarlo a la adquisición de zapatos para dama. El estado emocional puede afectar, ya que como lo mencionamos, funge como un antidepresivo que puede ayudar a sobreponer algún mal momento por el que se esté pasando.

Y tú, ¿tienes todos los zapatos que necesitas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *