Sabemos que durante la época de primavera o verano tus atuendos suelen ser más descubiertos debido al calor que acompaña esta temporada; las faldas, vestidos, shorts y blusones comienzan a hacerse presentes y tus zapatos primavera verano no pueden quedarse atrás.

Como suele suceder cada año en las diferentes temporadas, hay cambios en tendencias o estilos que pueden servirte para darle un toque o complementar tu look.

Se verá mucho en la calle el estilo de los años 70s, lleno de flecos, pieles y pantalones acampanados. Entonces… ¿Cómo vestir a tus pies? Mencionaremos seis tipos de calzado que pueden ayudarte:

Hallarás muchos prints con flores, con motivos tropicales, étnicos, de rayas y de lunares, estampados de animales como: serpiente, cocodrilo, tigre, leopardo, y de cebra. El calzado además lo encontrarás con cerrajes y estoperoles en un material de ante, con tonos cafés y azules.

La inspiración masculina vuelve a tomar fuerza, con modelos tipo oxford o colegial, con agujetas, piel troquelada y colores metalizados. Estos conjuntos serán muy útiles para ir a trabajar, ya que muestran mucha confianza y personalidad, derrochan estilo y son ser súper cómodos.

Los zapatos de estilo deportivo mejor conocidos como Urban sneakers, se reinventan y se vuelven más sofisticados con propuestas originales en donde el color, los estampados y los detalles brillantes desempeñan un papel sumamente importante.

¡Que vivan los brillos!  Los terminados metalizados son protagonistas en esta temporada, el color plateado, dorado, cobre y azul eléctrico te volverán loca. Esto le dará un toque muy chic a cualquier prenda que pueda ser muy aburrida o sosa.

Los clásicos son para siempre, a pesar de que las tendencias cambian constantemente y muchas veces estas vuelven, los básicos siempre estarán ahí para salvar nuestros días, ya no pasarán de moda y le darán un buen toque a la nueva tendencia que estés usando.

Los pies descubiertos son una constante en los zapatos primavera verano, por lo cual es vital que tengas una pedicura espléndida, de lo contrario el aspecto de tus pies puede estropear los zapatos que llevas.

Para lucir pies y uñas hermosas, debemos dedicarles tiempo y un buen trabajo de pedicura ya sea en casa o en algún salón especializado.

Las uñas, los pies y manos son un espejo que reflejan nuestra belleza, salud e higiene.  En muchas ocasiones estas partes del cuerpo son víctimas de los productos de limpieza que compramos para el hogar, del maltrato a causa de labores manuales o zapatos que lastiman nuestras uñas. Son partes del cuerpo que están expuestas constantemente a las inclemencias del clima.

Pero no todo está perdido, podemos darles un buen cuidado, que no solo nos ayudará a vernos más bellas sino que nos relajará y hará sentirnos mejor.

La higiene es un punto clave, se deben lavar las manos y pies diariamente, en especial en tiempos calurosos, ya que el contagio de infecciones y bacterias es más frecuente. Se debe utilizar jabones gentiles que contribuyan a la humectación de la piel y completarlo con cremas hidratantes.

Un masaje al día ayuda a liberar tensiones en estas áreas y a activar la circulación.  Realizar exfoliaciones semanales ayuda a que la piel luzca más radiante y tersa.

Para realizarte una buena manicura y pedicura en casa, lo primero que hay que hacer, una vez que las manos o pies estén limpios y los instrumentos estén desinfectados con alcohol o gel anti-bacterial, será retirar el esmalte previo, después hay que meter los pies a remojar con agua tibia, a la que se le puede agregar algún aceite con esencias o sales baño.

El siguiente paso a seguir, ya que las uñas estén suaves, será cortarlas y limarlas para darles buena forma, en este momento puedes optar por aplicar algún tipo de producto ablandador para cutículas, de ser necesario hay que volver a colocar las manos en el agua tibia.

Luego, retiramos las cutículas con un palito, empujándolas para atrás. Realizada esta tarea, lavamos nuevamente los pies, los secamos y aplicamos una crema humectante.

Si decides ponerle color a las uñas, colócales antes una base protectora o endurecedora de uñas, esto te ayudará a evitar que el esmalte penetre por completo a la uña desgastándola y haciéndola opaca, lo cual nos trae como resultado que las uñas se vuelvan quebradizas, que cuando se rompen además de causar mucho dolor hacen que pierdas uniformidad en la uña y estas se vean descuidadas.

Una vez que seque la base protectora puedes aplicar el esmalte de color, jugar con formas y diseños. Por último, colocar una base translúcida para proteger el color del esmalte. Si no dejas secar bien entre una y otra capa de esmaltes, es posible que al hacer algún trabajo manual quede arruinada tu manicura.

¿No sabes de qué color puedes pintar tus uñas? Existen varios elementos que hay que tener en cuenta en el momento de elegir el color indicado.

Si deseas descubrir qué colores lucen hermosos en tus uñas o únicamente estas aburrida de usar los de siempre, hay que tener en cuenta el tono de tu piel. En este caso no hay reglas, solo hay pieles que van mejor con determinados tonos.

Para pieles blancas: tonos claros, rosas, azules y morados. En tez amarilla o semi-mate: prácticamente le favorece cualquier gama de color. En pieles más bronceadas: les favorecen los tonos brillantes como un naranja, verde y amarillo. Pieles oscuras: les quedan muy bellos los tonos vibrantes o profundos, como el rojo y morados.

Para muchas mujeres esta tarea suele ser cansada, porque se tiene que realizar prácticamente todos los días, pero como se dice popularmente, la belleza cuesta trabajo y tiempo y esta es la única manera de lucir pies y uñas bellas que lucirán en tus zapatos primavera verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *